Recomendaciones
Cardcaptor Sakura: Clear Card

(y Sakura and the Two Bears)

Los fans de Cardcaptor Sakura tenemos enormes razones para celebrar el 20 aniversario de uno de nuestros animes favoritos. Desde que CLAMP anunció el regreso de la tierna Sakura en la nueva serie Clear Card, era patente que la dedicación del talentoso cuarteto de artistas japonesas no daría atención superficial a una de las franquicias más aclamadas mundialmente.

Luego, brincamos de alegría al enterarnos que Crunchyroll tendría su puntual simulcast los días sábado. Actualmente tenemos disponibles 10 de los 22 episodios prometidos para la primera –esperemos de muchas– temporada del nuevo arco de cartas transparentes. Pero lo más importante de todo: ¿vale la pena ver la serie? ¿sigue siendo relevante, tras tantos años de ausencia?

La respuesta corta es un rotundo “¡SÍ!“. Tenemos de regreso a Sakura, esta vez en su etapa de escuela secundaria, y con el regreso de Syaoran de Hong Kong, aunque es increíble que la forma en la que se cuenta la historia no hace sentir excluidos a los novatos en la saga, al ignorar tantos detalles de la serie original, aunque al tomarle gusto a Clear Card, lo más seguro es que busquen la forma de ver los episodios de antaño (y se los recomendamos mucho).

De entrada, saber que CLAMP lleva 3 volúmenes de Clear Card en manga a la fecha nos reconforta, al saber que podremos seguir viendo más aventuras animadas, además del gran acierto de contar nuevamente con Madhouse como estudio animador. De este modo, se preservan los hermosos trazos de CLAMP en una animación muy cuidada, picture perfect, que reduce al mínimo secuencias de movimiento descuidadas y ostenta una paleta de color todavía más hermosa que la serie de antes. Es un agasajo visual cada episodio, aunque puristas del manga aseguran que la belleza de los trazos CLAMP no llega a replicarse por completo. ¡Unas cosas por otras, la animación está increíblemente cuidada!

Adecuando la serie a los tiempos que corren

Lo único que no nos gustó fue el salto tecnológico entre un arco y otro, pues mientras en la serie de hace 20 años se veían videocámaras analógicas y celulares “de almeja“, en Clear Card hay smartphones modernos y hasta drones. Es entendible, para atraer audiencias modernas, pero ilógico a nivel narrativo. ¡Nadie es perfecto!

Es importante destacar que, aunque la fórmula cambió un poco, el desarrollo en los eventos de la historia podría parecer lento para quienes esperan grandes enfrentamientos mágicos en cada emisión, à la Sailor Moon. Cardcaptor siempre se distinguió por ofrecer a sus fans un bonito slice of life de la heroína, y Clear Card no es la excepción. También hay menos “expresiones de broma” (deformaciones de rostro y otros recursos anime), en favor del crecimiento de Sakura, pero no dejamos de contar con muy buen humor, especialmente del querido Kero-chan, que regresa con todo. Amamos que el espacio del pequeño Cerbero por fin nos llegue traducido (a diferencia del deficiente doblaje de días noventeros).

Algo importante qué mencionar, es que Crunchyroll añadió también al catálogo la OVA previa de Madhouse, Sakura and the Two Bears, la cual establece el vínculo perfecto entre la serie original y Clear Card. Narra los eventos posteriores a la Torre de Tokio y explica de un modo coherente (aunque breve, sólo 26 minutos) qué pasó entre ambos lapsos de tiempo.

Autor: @JulioVelez