Recomendaciones
A Place Further than the Universe

Un grupo de adolescentes, una búsqueda de sueños y un destino: la Antártida.

Sora Yorimo Tōi Basho o A Place Further Than The Universe es una de las nuevas joyas con las que Madhouse nos sorprende para iniciar este 2018. Es una pena que solamente se haya anunciado una temporada única de 13 episodios de este anime original, pero aún faltan 4 episodios de simulcast para saber si hay cabida para más aventuras del adorable cuarteto de niñas exploradoras.

A Place Further than the Universe ocurre desde la perspectiva de Mari Tamaki, una adorable joven de segundo de preparatoria, quien sueña conocer el mundo, pero al mismo tiempo tiene temor de alejarse de todo lo que la rodea. Cuando conoce a Shirase Kobuchizawa, se da cuenta de que es la oportunidad perfecta para cumplir sus ambiciones aventureras, pues su joven amiga está ahorrando para salir en busca de su madre perdida 3 años atrás… ¡hasta la Antártida! Pronto, otras dos chicas –Yuziki Shiraishi y Hinata Miyake– se unen a una expedición, venciendo la duda y burlas de prácticamente todos sus conocidos. ¿Lo lograrán?

La historia proviene de la prolífica mente del guionista y escritor de manga Jukki Hanada (Ah! My Goddess, K-ON!) y aunque la animación no se mantiene con la altísima calidad con la que comienza la serie, la dirección de Atsuko Ishizuka (No Game No Life) mantienen un ritmo cautivador al menos las primeras 3 cuartas partes de la temporada, que es lo que se ha estrenado hasta el momento en que se redactó esta reseña.

Esta historia seinen con un poco convencional slice of life resulta exitosa en su ejecución, por muy irreal que suene que 4 chicas tiernas e indefensas se embarquen en una aventura de tal envergadura. El diseño de personajes del genial Takahiro Yoshimatsu (Trigun, Slayers, Ninja Scroll) no decepciona, y aunque el brillo de los escenarios –tanto de Japón como del sur helado de nuestro planeta– con buenas secuencias que mezclan acertadamente un bien cuidado 2D con pinceladas de 3D, el verdadero brillo de esta historia es la química entre las chicas protagonistas. Siento que el secreto de esta amalgama de emociones y sentimientos de amistad estriba en la presencia de Ishizuka como directora… ¡ojalá se de más oportunidad a directoras japonesas para historias femeninas, si los resultados son tan entrañables como este!

En cuanto a temas musicales, nos encantó el entrañable “The Girls Are Alright!” de Saya con un bonito cierre “Koko Kara, Koko Kara” con Inori Minase, Kana Hanazawa, Yuka Iguchi, and Saori Hayami… ¡las mismísimas protagonistas de la serie!

En síntesis, A Place Further Than The Universe es una de esas historias para sentirse bien, por muy irreal que sea su premisa. Quizás no todos logremos explorar “más allá de nuestro universo”, pero su mensaje de esfuerzo en conjunto y valores de amistad indidablemente trasciende raza, posición social y sexo. ¡No se la pierdan!

Autor: @JulioVelez